Cubrir las necesidades básicas de las familias de Jaén sigue siendo unas prioridades principales de la acción de Cáritas. Cada año se atienden desde la Despensa de Cáritas a 600 familias, solo en Jaén capital. 2500 son las personas que se benefician de forma directa de este servicio de Cáritas, en el que mensualmente, y derivados desde las parroquias se les proporcionan alimentos básicos como leche, aceite, legumbres y otros alimentos no perecederos.

Del mismo modo, Cáritas Interparroquial de Jaén también cubre las necesidades básicas de alimentación de 100 lactantes. En total, cada año se entregan 180.000 kilos de alimentos a familias necesitadas.

Los alimentos que llegan en la actualidad a la Despensa de Cáritas provienen de donaciones particulares, pero en su mayoría, a través de los fondos de la propia entidad de la Iglesia. Debido a la crisis y al aumento de participantes y la disminución de donaciones, Cáritas lanza una campaña de recogida de alimentos que tendrá lugar los días 27 y 28 de octubre en todos los supermercados Mercadona de la ciudad.

Con esta campaña se pretende recoger alimentos básicos y no perecederos destinados a familias con pocos recursos de la ciudad.

Cáritas pide la colaboración de los jiennenses en esta recogida de alimentos. Los más necesarios son leche, aceite, cacao, conservas, alimentos para bebés así como productos de higiene personal y limpieza.

Cáritas Interparroquial de Jaén agradece la disponibilidad de la cadena de supermercados Mercadona para realizar esta campaña. En cada uno de los supermercados de la ciudad habrá, durante las jornadas del viernes 27 y sábado 28 de octubre, una serie de voluntarios de Cáritas que informarán sobre la campaña y recojan los alimentos, organizarlos y prepararlos para ser transportados a la despensa. Desde allí serán entregados a las 600 familias que acuden a este recurso.